Entrada destacada

viernes, 12 de febrero de 2016

EL USO DE DISFRACES COMO JUEGO SEXUAL


 Si estás buscando ideas para alegrar tu vida sexual y salir de la monotonía, los disfraces pueden dar mucho juego a tu relación de pareja. Por ejemplo, a algunas personas les excita imaginar que son un personaje, interpretar un rol o representar una situación.

 Aparecer vestida con un disfraz puede excitar mucho a tu pareja. Las encuestas indican que la mayoría de los hombres tienen fantasías sexuales con tales profesiones como enfermeras, azafatas, doctoras, policías, camareras, sirvientas...

 ¿Qué tal si apareces con el siguiente disfraz de policía esposando a tu pareja, indicándole lo malo que ha sido y le lees sus derechos? 


           


 Jugar a los médicos también es una fantasía sexual que seguramente, no solo te sacaría de la rutina, sino que en un encuentro bien organizado, sería una experiencia inolvidable, pues la mayoría de las personas han fantaseado con ello alguna vez.


         
                   


  Otro clásico es el disfraz de sirvienta, ya que se asocia a un rol de sirvienta sexual que hará realidad todos los deseos sexuales que uno tenga. Por ello puede dar mucho juego a tu dormitorio.





            


  Camarera, vampiresa, diablesa, azafata... La mente es maravillosa y se te pueden ocurrir muchas ideas, lo importante es ser capaz de llevarlas a cabo sin pudor y pasar un rato agradable y placentero. Solo tienes que descubrir que es lo que excita a tu pareja y prepararte para la gran sorpresa.








 El disfraz de colegiala es todo un clásico. ¿Por qué les gusta tanto? una mujer adulta que simula ser inocente pero en el fondo no lo es, ya que está dispuesta a aprender lo que le va a enseñar... ¿Es el rol de sumisión? a menudo el adoptar un rol de sumisión o dominación, es lo más excitante de los juegos sexuales llevados a cabo con disfraces.






 La comunicación en la pareja es muy importante, hablar de lo que os gustaría hacer es esencial para no caer en el aburrimiento. Mientras dos estén de acuerdo y establezcan los límites, todo está permitido. Es la base para que la monotonía y el aburrimiento no se asomen nunca por tu dormitorio.

 A la hora de elegir el disfraz, no solo es importante que estudies el que más excitaría a tu pareja, si no que también debes escoger uno que vaya con tu personalidad y que te haga sentir cómoda y atractiva, pues eso es muy importante, a ti también te debe excitar la situación. Elige siempre uno que realce las partes de tu cuerpo que te gusten más, por ejemplo las piernas o el pecho.

 El disfraz erótico se puede combinar con vibradores, vendas, esposas, látigos, cuerdas... libera tu mente, da rienda suelta a tus fantasías sexuales y... ¡Disfruta!

 En www.tusjuguetessexuales.com encontrarás una sección especial dedicada a sorprender a tu pareja, con los disfraces más sexys.

www.tusjuguetessexuales.com




info@tusjuguetessexuales.com